– Sonríe.
– ¿Vas a hacerme una foto ahora? Estoy desnuda.
– Tranquila, sólo se verá tu preciosa espalda.
– Es una pena. Mmm… ¿mejor así, si me doy media vuelta?
– Así cualquier foto puede esperar…
– Entonces, ahora tú… Sonríe…

Anuncios