Cuando hablan las voces que no tienen rostro… O que sí lo tienen, pero se perdieron en un lugar demasiado dentro de ti… Cuando está todo en silencio y el alma estalla en gritos… Y se oye todo demasiado nítido… Tan nítido que dan ganas de gritar…

Túmbate en la cama y cierra los ojos… Cuanto todo esté en silencio, deja que te susurre al oído… Escúchame respirar a tu lado y déjame apagar tu ansiedad y tus miedos… Siente mi olor y escucha cada roce de tu piel con la mía…

Piérdete en los mares de tus recuerdos… Cuando todo esté en silencio, y sólo tengas pensamientos para los importantes… Recupera tus ansias y lo que habías olvidado… No tengas miedo… Pero no digas nada… Tú sabes lo que hay ahí dentro… Dentro de ti…

Sólo cuando de verdad eches de menos las palabras… Abre los ojos y mírame… Y ya está… Ahí lo tienes todo…

Ahora que todo está en silencio…

Cero Grados.

Anuncios