Ni el estrés. Ni los nervios. Ni el cielo nublado que entristece el día. Ni siquiera el miedo de lo que pase esta semana. ¿Sabes? Siempre hay un momento para respirar y sentirte fuera de todo eso. No hace falta ir lejos. Vuela. Vuela dentro de ti mismo. Ponte los cascos y túmbate mirando al techo y deja la mente en blanco. Son las 19:32. Me quedan menos de 14 horas para estar frente a un folio lleno de preguntas y respuestas. Pero ahora me permito el lujo de concederme un momento de paz… Pensando en nada… Pensando en ti… Pensando en todo…

1 minuto de felicidad al día

Jose.

Anuncios