1 minuto. Lo que tardes en leer esta entrada. Sólo un minuto. Hoy nada de bla-bla-bla.

Música de Duke Ellington. Respirando profundamente. Deja que el aire llene tus pulmones y recuerda un momento feliz. Suelta el aire. Hasta los días grises y nublados como hoy tienen un minuto de felicidad. Hasta el sol lanza sus rayos a través de las nubes y ofrece un haz de esperanza brillante que hace olvidar el bochorno. ¿Cuánto hace que no recuerdas los mejores momentos que has pasado? La memoria es el mejor baúl para la felicidad. Disfruta de la felicidad, por poca que sea. Hasta el detalle más insignificante puede sacarte una sonrisa, ¿verdad? Así que deja de leer esto. Cierra los ojos. Escucha la música. Respira. Sonríe.

Al fin y al cabo todo el mundo merece al menos 1 minuto de felicidad al día.

Anuncios